¿Cuáles son los orígenes de Ustica?



Ustica tiene una peculiaridad: sus magmas no se derivan de la fusión de los trozos de corteza de subducción sino que derivan directamente de las profundidades del manto de la Tierra; esto hace que sea muy similar al Etna y Hawai. Es la única isla se este tipo en el sur del Tirreno, atrayendo el interés de muchos estudiosos de Ciencias de la Tierra que tienen la oportunidad de observar una gran variedad de rocas volcánicas con confianza y facilidad. La historia natural de Ustica comienza hace un millón de años, cuando la corteza terrestre empezó a "estirarse" y la fractura de la corteza dio lugar al ascenso del magma fundido, gracias a erupciones submarinas repetidas, la isla comenzó a ser construida en el mar Tirreno.

 

Durante cientos de años la actividad volcánica tuvo lugar bajo el agua con erupciones pacíficas y lentas y alguna vez más violentas. Una vez salida del mar, la isla fue formada por el tiempo y por el propio mar, hasta que la actividad volcánica cesó. Aún visible es el primer volcán de la isla en Monte Guardia dei Turchi que es la elevación más importante de la isla con su 248 m sobre el nivel del mar. Una vez que se detuvo la actividad de este volcán se formó el Monte Costa del Fallo, en la costa oeste, considerado el segundo volcán en la isla con erupciones mucho más violentas del edificio anterior, caracterizadas por fuertes explosiones que produjeron depósitos de cenizas y tobas.


Pero este volcán cesó sus actividades y el magma se abrió otra puerta en el lado del sur - oeste de la montaña. A partir de aquí la actividad del "volcán Ustica" tenía un largo periodo de estasis que causó la transformación del magma de fluido básico y ácido y viscoso, que predispone a erupciones explosivas y por lo tanto muy violentas (llamada erupción pliniana). A raíz de estas fuertes erupciones la cámara de magma se vació, y esto condujo a la caída de los conductos en la zona de Tramontana que hizo bajar toda la zona norte de la isla. Luego hubo eventos menores que produjeron negros piroclásticos, utilizados por el hombre para construir. A continuación, la isla fue sumergida debido a la fusión del hielo polar, lo que causó la formación de terrazas, después la isla surgió de nuevo, dejando expuesto todavía sedimentos marinos visibles. La última gran erupción ocurrió hace unos 130.000 años: una serie de erupciones explosivas formaron el cono de tobas de Falconiera que luego se hundió en el mar: ahora es el único cráter volcánico fácilmente reconocible.




Qualche scorcio





Scopri di più su Ustica



Español